Moruzzi Numismatica - Monedas y Papel moneda en Roma

Buscar en el sitio

Go to content

Main menu:


Certificaciòn de calidad MORUZZI

LOS SERVICIOS

Nuestras monedas presentan un valor adjunto dado por el conjunto de los elementos encerrados en la etiqueta que las acompaña que realiza la doble función de descripción del ejemplar y garantía de originalidad.
El precio indicado es el resultado de una correcta combinación entre el estado de conservación, el grado de rareza y otras variables de la moneda.

La etiqueta Moruzzi Numismática es ya bien conocida y particularmente apreciada en el mundo del coleccionismo numismático. A pesar de las pequeñas dimensiones de solo 4,5 cm cuadrados recoge una gran cantidad de informaciòn relativa a la moneda que acompaña.
La descripción del ejemplar es redactada indicando el estado y la autoridad emisora con el relativo período histórico de referencia.
Además es indicado el tipo de moneda, cuando es conocido el año de acuñación y la zecca dónde el ejemplar ha sido producido.
Para complementar esta información, en muchos casos, en particular modo para las monedas antiguas y medievales, están claramente marcadas las
indicaciones al derecho y las indicaciones al reverso de la moneda para identificar mejor el ejemplar. En estos campos es posible encontrar o la leyenda o una breve descripción.
Hay También aspectos importantes que difícilmente se pueden encontrar en otras etiquetas.
Se dan hasta tres
publicaciones de referencia diferentes, o bien los títulos y los números de identificación de los textos donde es posible verificar la catalogación de la moneda. En muchos casos, junto a la numeración también esta escrito el relativo grado de rareza indicado por los diferentes autores..
La indicación de
procedencia, en el caso de origen público (subasta o colecciones públicas) del ejemplar es un valor adjunto. El pedigrí de una moneda añade a esta, incluso si es posible, un mayor atractivo y también un valor económico más elevado. Un consiguiente aspecto atado a este tema es la transparencia; en efecto la Moruzzi Numismática no teme que sus clientes sepan cuánto pagaron los artículos que revende (dado los contenido-recargos que se aplican; en el caso de las compras recientes de una casa de subastas,se pueden comprobar los precios que allì han hecho).
El
código alfanumérico, que está presente en todas las etiquetas, identifica el artìculo vendido y gracias a éste siempre será posible averiguar la procedencia, una garantía adicional para los compradores.
La indicación del
metal y sobre todo del peso (con la indicación de los céntesimos de gramo) también son precisiones útiles a la identificación de la moneda. La rareza indicada con una escala de uno a cinco R evidencia un aspecto particularmente importante de la moneda. La presencia precisa del estado de conservación es un ulterior aspecto de la transparencia y la seguridad que la Moruzzi Numismática quiere darles a sus propios clientes. Este último puede ser puesto directamente en relación al precio del objeto, también esto claramente evidenciado, y así rápidamente se puede sacar la conclusión de si realiza la compra.
A los sentidos del art. 64 del Decreto Legislativo 22 enero de 2004, n. 42 "código de los bienes culturales y el paisaje" nuestra etiqueta también es la
garantía di de absoluta autenticidad del ejemplar además de una ulterior garantía sobre todo lo que es indicado; un particular importante, la¡la Garantía Moruzzi Numismática sobre la originalidad de las monedas vendidas no vence nunca!
La garantía se extiende no sólo a la autenticidad del artìculo sino también a la correcta catalogación y a la exacta indicación del estado de conservación del mismo.

Cada expresión de cada individuo es diferente y personal, de acuerdo a la lógica de su propio pensamiento. Una gran parte de la producción intelectual, especialmente Internet, están a libre disposición de todos. No hay que olvidar, sin embargo, que hay obligación moral y legal de cumplir con la paternidad de las creaciones y no reproducir sin el consentimiento de quien las hizo. Copyright Umberto Moruzzi © 2009-2010



Back to content | Back to main menu